Ruta por los cortados de Cabezón, valle del Doctor y valle del Esgueva

Empezamos la sección de rutas en Myfocusbike con un recorrido divertido y a la vez asequible para casi cualquier ciclista. Se desarrolla íntegramente en la provincia de Valladolid (España). Es una ruta que combina partes por pistas con otras partes por senderos. Nos gusta empezar poniendo a punto nuestra bici, es la mejor manera de no llevarse sorpresas mientras estamos dando pedales, por eso hemos elegido como punto de partida la tienda y taller de bicis “Carrilbici”, en la plaza de la Trinidad de Valladolid. Mientras Jorge nos hace una revisión de todos los componentes de nuestras Focus, nosotros cruzamos al otro lado de la plaza, hasta la cafetería “Book” para tomar un café con Carlos, el otro socio de la tienda. En quince minutos ya tenemos listas nuestras bicis para emprender la ruta. Hoy nos acompaña el joven Javier, él va a tener la ocasión de probar una flamante Focus Jam C SL 2017, el tope de la gama dentro de las bicis all mountain de Focus. Es una bici de sólo 12 kg de peso y puro carbono. Esta ruta, como ya hemos dicho, no es muy exigente técnicamente, pero sus 140 mm de recorrido en sus suspensiones nos garantizan la diversión y fiabilidad en los tramos de senderos. Después del café y la revisión salimos de la tienda, y cruzando el Puente Mayor nos dirigimos hasta el Canal de Castilla en el barrio de la Victoria. Es la manera más rápida de dejar atrás el asfalto y el tráfico. Por el canal vamos en dirección norte hasta el cruce con la carretera de entrada a Cabezón de Pisuerga.

En este tramo no vamos a encontrar ninguna dificultad técnica ni física. Son 12 kilómetros en los que tenemos en todo momento a nuestra izquierda el Canal de Castilla y alguna de las construcciones que se hicieron junto a él. De estas construcciones destacan las esclusas que hay a la salida de Valladolid y en el barrio de la Overuela. Llegados al cruce de Cabezón giramos a nuestra derecha para cruzar el río Pisuerga y tomar la subida de las bodegas. Allí vamos a entrar ya en el primer tramo de sendero.

Es un tramo muy bonito y divertido, en el que si cogemos algo de velocidad podemos sentir el “flow” y disfrutar de los zig zags que hace el sendero. La mayor dificultad de este tramo se encuentra a la mitad más o menos, una trialera con un 22% de desnivel, que según esté el terreno, puede que sea más recomendable bajarla andando. Nosotros en este caso, con nuestras Focus Jam SL y Jam Factory, no tuvimos ningún problema para bajarla sobre nuestras bicis.

Además, al ser antes de que diera el sol en esa parte y en el mes de diciembre, el terreno se encontraba aún helado y firme. Después de tres kilómetros de sendero, afrontamos una subida por pista de un kilómetro con un desnivel medio del 8%. Esta pista tiene la particularidad de que en determinadas épocas del año en las que el terreno está muy húmedo, el pedalear por ella se vuelve imposible. En nuestro caso el terreno aún estaba helado, por lo que pudimos llegar hasta el final sin echar pie a tierra. Una vez arriba las vistas son muy bonitas, pudiéndose ver un gran número de pueblos, desde Dueñas por el norte, hasta Fuensaldaña por el sur. También se tiene una buena perspectiva de los que son los famosos Cortados de Cabezón.

Desde lo alto del cortado enlazamos con un sendero que sale a la izquierda. Es otro sendero divertido que transcurre entre árboles y que nos va a llevar hasta la carretera VP-3003. Una vez en la carretera, debemos de subir hasta el cruce y seguir el camino que va paralelo a la valla militar.

Durante este tramo por el páramo, no debemos salirnos del camino que va junto al campo de maniobras de los militares. Después de unos cinco kilómetros, llegamos a la bajada del valle del Doctor, es una bajada por camino, pero con el terreno un poco roto, por lo que hay que tomar alguna precaución. Una vez en la parte baja del valle, tomamos el camino que sale a nuestra izquierda y que nos conduce entre una frondosa vegetación hasta la fuente del Pocico.

Llegados a este punto podemos hacer una pausa, rellenar el botellín y comer algo antes de continuar con la ruta. Dejando atrás la fuente, continuamos recto hasta un desvío que sale a nuestra derecha y que nos lleva de nuevo a la parte alta del páramo. Al llegar arriba, en la época en la que nosotros hemos ido, el camino estaba arado, por lo que tuvimos que recorrer unos doscientos metros por la tierra hasta alcanzar el camino. Una vez ya en el camino, debemos seguir por él hacia nuestra derecha hasta encontrarnos de nuevo con la valla militar. Allí tomaremos el camino que sale a nuestra derecha y que nos hará bajar del páramo hasta el valle del Esgueva. Una vez bajada la cuesta debemos tomar el primer camino que sale a nuestra derecha y que nos lleva directamente hasta Castronuevo de Esgueva. Después de cruzar el pueblo, nos dirigimos hacia el río, allí ya nos encontramos con la senda verde que nos conducirá hasta Valladolid, dejando a nuestra izquierda el pueblo de Renedo de Esgueva.

En la entrada de este pueblo y sin salirnos de la senda, podemos rellenar nuestro botellín en la fuente y afrontar los últimos kilómetros de nuestra ruta. La entrada a Valladolid la hacemos por el barrio de los Santos Pilarica, y el carril bici nos dirigirá de nuevo hasta el centro de la ciudad. Si te ha gustado la ruta, no dudes en dejarnos un comentario y compartirlo en tus redes sociales. !Un saludo y seguimos explorando!

Distancia: 52,6 km

Desnivel positivo: 340 m

Desnivel negativo: 340 m

Altitud máxima: 865 m

Altitud mínima: 644 m

Aquí puedes descargar el track para seguirlo fácilmente:

Wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=15936051

Síguenos en Strava para ver todas nuestras rutas:

Strava: https://www.strava.com/activities/814714861

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *